Desilusionan candidatos independientes

Desilusionan candidatos independientes

BUEN DEBATE, sin duda alguna.

Hubo algunas consideraciones novedosas como esa del Bronco de cortarle una mano a todo aquel funcionario que se le descubra robando –los quince uñas les dirían–,  claro está que es una broncada  (mezcla de ocurrencia bronca con pendejada)  y del Peje pues nada nuevo.

Aunque claro está, si de hacer polémica se trata, raro fue que no hayan sacado a colación el tema de la pena de muerte, a lo mejor en el segundo debate que será el 20 de mayo.

Como haya sido, estuvieron todos presentes, no decayó en atención y se fue rápido.

Al final, según fue posible ver en la tele, quien se retiró más enojado fue AMLO, se notó por su brusca bajada del estrado. O tal vez su prisa tenía otro origen.  Pero tiene su razón de estar molesto pues no le fue bien  y aunque se defendió, le faltó  la contundencia obligada ante preguntas del joven Anaya quien le dijo con pelos y señas errores que cometió como ese de la página 78 del libro “Fobaproa, expediente abierto” ,escrito por el Peje,  donde deja en claro la clase de hombre corrupto que es Alfonso Romo –su ahora hacedor de su modelo de gobierno de Morena- y le restreñó que muchos de los empresarios que atacó en ese libro ahora son parte de su círculo rojo como futuros funcionarios o legisladores.  AMLO no le contestó.

Y si, López fue de los más criticados y lo sabía desde días antes, así que no debe sorprenderle.

Anaya manejó algunas carteleras que ponía al frente para su lectura. Fue el que más manejó, seña de que puso a trabajar a su jefe de campaña sobre los diferentes temas. Fue arrasador, golpeador duro y contundente contra el Peje pues a Meade no lo atacó prácticamente.

Habló de algunos de sus ejes rectores en materia de seguridad pública, atención a indígenas, pueblos, etcétera, pero le faltó esa madurez que hay en Meade. Escuché como intento una y otra vez concatenar sus ideas de mejora pero más bien parecían un proyecto escolar que el manejo esquematizado de los grandes temas y en su deseo de avasallar le faltaban ciertas concatenaciones a sus propuestas.

Y si, me quedo con la idea de que fue Meade quien supo imponer congruencia, firmeza y tino en sus comentarios hechos a la medida de lo que la gente quería oir, tipo inglés si quiere en eso de la formalidad, pero sin duda bien aplicadas y dibujadas sus ideas.

Me pareció interesante lo que dijo Meade sobre esa argumentación de AMLO de que la corrupción representa 500 mil millones de pesos y que con eso,  invirtiéndolo  en rubros propios de gobierno se levanta el país, quedó de manifiesto que AMLO no sabe lo que dice, pues ese lanal representa lo que maneja de gasto  todo el gobierno federal (en un año) quitando a la SEP y a la secretaría de Marina.

En una de esos dimes y diretes entre Meade y AMLO sobre tres departamentos que el tabasqueño no ha declarado, el Peje le dijo que le regalaba esos departamentos si es que estaban a su nombre. Y Meade aclaró que a lo mejor son dos, pues uno lo vendió  el año pasado – la misma estrategia de Alfonso Durazo de vender una de sus tres propiedades que tiene en La Jolla, tema para más delante— y Pepe Meade debe saber que esas propiedades no están a nombre de López sino de su señora esposa. Y aunque equivocado el meme que salió estuvo bueno, fue una frase que decía: “El ganador del debate fue Meade se llevó dos depas…”

Meade fue el de las propuestas más congruentes.

Por otra parte y sin duda alguna la decepción fue Margarita pues se le entendió más al traductor que a ella. De hecho, muy floja en sus participaciones, sin preparación, sin documentos o cifras que  manejar, Se nota que es una dama que no lee, no tiene esa cultura que debe de considerarse como una herramienta al cien en este tipo de eventos.

Lo más trascendental fue cuando dijo que a los corruptos los metería a la cárcel donde están los grandes delincuentes para sufran. De allí en fuera, hasta su intento de inmiscuir y coptar el voto femenino, sin duda alguna fue un fracaso.

Sobre El Bronco, pues no veo ningún tipo de sapiencia legislativa pues cuando se convirtió en el “mocha manos” la presentadora le preguntó dos veces si era literal lo que decía, pues la incredulidad votó por todas partes del país. Quien quite y a lo mejor recordó que atentaba contra el 22 contitucional que prohíbe las mutiliaciones y por ello dijo quedito que lo sometería a consideración del legislativo.

Por cierto, dijo que se atendría a las  consecuencias de la mentira que les dijo  a los neolonenses de que duraría todo el sexenio como gobernador, y aclaró tres diferentes aspectos: culpó a los medios informativos de tergiversar y poner fuera de contexto sus palabras, sobre todo cuando  habló de que las niñas gordas eran feas , de que no les dijo sonsos a quienes aprueban el matrimonio gay y se ufanó de la creación de preparatorias militares, de las cuales ya van cinco  en NL y los jóvenes que a ellas asisten están felices.

Fuera de esto y de que reprendió y quiso levantar polémica hostigando personalmente a AMLO  –a  Meade y a Anaya otro poquito–, sus ataques no tuvieron sustento ni argumentación sólida y no,  pues no hubo gran cosa de su parte.

Fue un debate, insisto, que se fue rápido, por lo ligero de su metodología. Estuvo suave, a ver si vienen más preparados el próximo mes.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

Comentarios

menu
menu