Déficit de policías, el reto de la autoridad

Déficit de policías, el reto de la autoridad

Primera caída

Faltando, incapacitado, permiso, se lee en el rol de servicios diario de cada turno en la corporación policiaca de Guaymas, para exhibir un problema que limita la operatividad y estrategias de prevención del delito porque se da en una cuarta parte ausente por diferentes motivos. Están los casi jubilados, quienes por edad o enfermedad pasan una parte del mes en consulta o en comisiones de vigilancia fija, luego, los incapacitados, para seguir con quienes gozan de su período vacacional y aquellos que solicitan permiso con o sin goce de sueldo, los asignados a grupos especiales y los jefes. Queda un grupo reducido con el que el comandante operativo Obed Medina debe hacer milagros para cubrir la ciudad, pero apenas y se puede completar los turnos en comandancias. Y si se considera que la base de datos del centro de detención crece todos los días con poco más de 300 fichas, la conclusión da miedo: hay más delincuentes que policías.

Por eso alienta la iniciativa de la alcaldesa Sara Valle ante la federación, con una especie de fondo especial para el retiro que, de concretarse, permitiría renovar el débil estado de fuerza policial en Guaymas. La indemnización va a costar pero es más caro tener comandancias solas, patrullas paradas por falta de personal y las calles sin presencia de la autoridad. Se espera que la respuesta a la petición llegue en el segundo semestre del año dentro del subsidio Fortaseg o como apoyo extraordinario.

Segunda caída

Regidores de Guaymas hacen mal uso de los bienes del pueblo, por pura frivolidad, lo que se exhibe con el reciente deslinde de la presidenta municipal sobre el staff de prensa en la oficina de regidores. Como la responsable por Ley de las estrategias de comunicación a través de una oficina, Sara Valle descartó que los colaboradores asignados para los ediles sean de la Dirección de Comunicación Social, por tanto, tendrían que ser de la misma oficina de ediles o, de plano, de ningún lado. Sin un registro en recursos humanos, sin plaza ni encomienda clara, el nuevo personal usa bienes del Ayuntamiento, como si fueran servidores públicos y eso es ilegal, porque el voluntariado no cabe en el gobierno, menos cuando se trata de miembros del Ayuntamiento que, deben saber, para todo hay reglas que tienen que cumplir.

Si quieren tomarse fotos y presumir en el face, la labor de propaganda debe hacerse con personal ya contratado, o fuera de palacio municipal, con sus propios recursos y no los del pueblo pero, lo que más extraña es que los combativos luchadores que riñen con PASA, Bansi, Otto Claussen, Chacho Pestaño, Santiago Luna y Célida Botello, guarden silencio ante la ilegalidad en su propia oficina. Será que también quieren lucirse en el face?

Tercera caída

La salida de Javier Ibarra de la unidad municipal de protección civil se rumora desde su nombramiento porque se sabía que es un empalmense que difícilmente empatará con la burocracia. Semana tras semana, el veterinario protagonizó funciones épicas con Francisco Palacios y con quien fuera coordinador de vendedores ambulantes, Marcos Hernández. Los regaños del alcalde Francisco Genesta son contínuos y la duda sobre cobros a comerciantes se sembró en la primera autoridad, de tal suerte que el cambio se ha detenido porque no encuentran quién se anime a entrarle a un área tan delicada. Se habla otra vez de Omar Carranza, de Oscar González, pero no se concreta nada, por eso Ibarra sigue en la dependencia aunque no por mucho tiempo.

El Tirabuzón

De la coordinación de vendedores ambulantes reportan a Miguel Becerra activo y con regular recaudación. El funcionario empalmense triplicó los ingresos por derecho de piso en unas semanas y con el mismo padrón, lo que exhibe corrupción del anterior funcionario. Eso es bueno para él pero muy malo para su antecesor, Marco Hernández, quien es hijo del consuegro del alcalde.

La Quebradora

Tiene poco al frente de la CEA Empalme y las quejas comenzaron porque, al parecer, Efraín Soto, no termina de aterrizar en el municipio rielero. Reportan que lleva tarde y resuelve poco, porque sigue involucrado en trabajos de la CEA San Carlos. ¿Así cómo?

Comentarios

menu
menu