Cristina Fernández rechaza acusación de lavado de dinero

Cristina Fernández rechaza acusación de lavado de dinero

BUENOS AIRES.- La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, presentó este jueves un escrito ante los tribunales en el marco de una causa en la que se acusa de haber participado de una red de corrupción.

El juez Julián Ercolinia había solicitado la comparecencia de la exmandataria, quien a pesar de que cumplió con el citatorio, se negó a responder preguntas y se limitó a entregar un documento.

Por lo cual, Fernández de Kirchner estuvo sólo alrededor de media hora en los tribunales, en donde se montó un operativo de seguridad por si llegaban militantes en su apoyo, lo que no ocurrió.

En su defensa, Fernández de Kirchner negó cualquier delito e insiste en que siempre declaró sus bienes y enriquecimiento en las declaraciones patrimoniales que presentó mientras fue presidenta.

Según la senadora electa, los delitos que se le imputan ya fueron investigados y desechados, y ahora se reviven únicamente como parte de una persecución del actual gobierno de Mauricio Macri en contra de los opositores.

Ningún razonamiento puede explicar semejante incoherencia, la cual solo resulta entendible en el marco de una inédita y grotesca campaña de persecución política, mediática y judicial que no registra antecedentes similares, al menos en tiempos democráticos”, denunció.

Según la fiscalía, los Kirchner fingían que les rentaban habitaciones de hoteles de su propiedad a Lázaro Báez y a Cristóbal López, empresarios que fueron favorecidos con millonarios contratos de obra pública durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Resulta imposible saber cuál es el hecho puntual, concreto y específico de carácter delictivo que se me atribuye, más allá de la reedición del relato que la prensa oficialista se encarga de machacar incesantemente”, expresó quien fuera mandataria entre 2007 y 2015 en un mensaje en Facebook tras pasar por el juzgado.

La justicia sospecha que esos alquileres eran ficticios y, en realidad, formaban parte de una maniobra de corrupción en la que los empresarios pagaban un “retorno” (soborno) en agradecimiento por los millonarios contratos recibidos.

En las últimas semanas, fueron detenidos por corrupción diversos ex altos cargos del kirchnerismo, como el exvicepresidente Amado Boudou y el exministro y diputado Julio de Vido, que fue despojado de su inmunidad de arresto como legislador tras una votación parlamentaria que se produjo a petición de dos jueces.

Ahora, Fernández, electa senadora, goza de fueros parlamentarios y no podrá ser detenida por ninguna causa salvo que, como pasó con De Vido, el Congreso decida votar su desafuero.

 

Comentarios

menu
menu