Con verbo, Marín libra lucha en Cabildo

Con verbo, Marín libra lucha en Cabildo

Primera caída

Si lo que argumentó Víctor Marín Martínez en su comparecencia en el Cabildo ayer no era cierto, ganó por desempeño histriónico. Y es que el director de Infraestructura Urbana respondió a todas las preguntas, con artículos de Ley, tiempos y formas legales, de tal suerte que parecía tener la razón en un área que domina, conoce y ha trabajado en ella décadas.

Como la mayoría del pleno y los presentes no, poco pudieron debatir los ediles, hasta entregó documentos con el respaldo legal de su participación que incluyó la obra de la avenida seis, el proyecto comercio de nomenclatura, juicios y procesos contra particulares, especialmente Ernesto Uribe, que fue el tema que no convenció al regidor, pero finalmente la sangre no llegó al encordado y el ingeniero terminó con tranquilidad una comparecencia que se pronosticaba ruda y escandalosa. A los demás funcionarios les preguntaron poco los regidores, lo que causó extrañeza porque algunos insisten en ilegalidad y al tenerlos enfrente apenas y se hicieron preguntas, después de una sesión maratónica de seis horas.

Segunda caída

Sin presidente ni secretario de la junta de honor, la contraloría sigue con la recomendación a tres policías municipales sin canalizar. Se trata de uno de los expedientes que se abrió cuando Daniel Morales Pardini era contralor contra tres agentes policiacos señalados de una detención irregular en perjuicio de dos jóvenes que, a la fecha, no han aparecido. La dirección de asuntos internos recomendó suspensión inmediata pero como la junta está desarticulada, no se ha resuelto el caso en definitiva.

Ayer, personal de seguridad buscaba al regidor Iván Rodríguez para convencerlo de sesionar y resolver el proceso, solo que el edil ya tomó la decisión y formalizó su renuncia como presidente y miembro de la comisión de seguridad, así que su firma no vale, además que el comerciante no quiere saber nada del tema policíaco ni de sanciones ni de expedientes. Por eso, el proceso se va a realizar ya con el nuevo mando policíaco en funciones, lo que ocurrirá hoy mismo en sesión de Cabildo extraordinaria. Como el caso de los tres agentes, el capitán Andrés Cano Ahuir encontrará una larga lista de pendientes en la comisaría de seguridad pública.

Tercera caída

Luego de un penoso exabrupto, Sergio Carlos García Rascón se reivindicó en la sesión de Cabildo, sin necesidad de ofrecer disculpas. El regidor tuvo la prudencia de mantenerse al margen en casi todo el debate, incluso habló poco en el punto de las anuencias de alcohol, tema que motivó ese desencuentro en el que dio golpes en la mesa, gritó y lanzó duros, muy duros señalamientos en forma poco ortodoxa. Ese desastre lo corrigió ayer, con un bajo perfil, lo que da a pensar que hizo conciencia del error o del exceso, porque solito se recetó un voto de silencio, como asumiendo que habló demasiado.

Aunque no se disculpó públicamente, García mostró inteligencia al ser capaz de replegarse y dejar para luego los alegatos, total, ya había gritado lo que quiso. Como el empresario, otros regidores deberían aprender a ser moderados para no caer en el protagonismo narcisista. Tampoco se trata de tener levanta dedos en el Cabildo, sino de que prevalezca el respeto y la civilidad, lo que ya se había perdido de todas las partes.

El Tirabuzón

Si la alcaldesa Sara Valle Dessens quería desviar la atención de temas escabrosos en la sesión de ayer, se equivocó al restringir de fea manera el trabajo de los medios de comunicación. Como para cansar, en la sala se ocuparon todas las sillas con caravanas de desarrollo social en tres turnos, se apagaron los aires acondicionados y se instaló un mecate divisorio como límite para la prensa. Tanto esfuerzo por incomodar a los medios no funcionó, primero se fueron las huestes de desarrollo social que los medios y tampoco distrajo porque la polémica por comparecencias y anuencias, sigue y seguirá, así que la alcaldesa nomás quedó mal.

La Quebradora

Casi unánime pudiera salir el nombramiento de nuevos jefes de policía en Guaymas y Empalme. De todos los ediles, José Luis Portillo Liera es el único que encontró un pero, además de Sergio García que prefirió esperar a ver la propuesta. Los demás, de todos los grupos, de todas las fracciones, hasta Ernesto Uribe están a favor de la nueva estrategia de y eso ya es ganancia.

Comentarios

menu
menu