Cierre de filas contra corrupción

Cierre de filas contra corrupción

SSSSSSSS… Buena la jornada por rumbos de Congreso del Estado, en el último día del Segundo Período Ordinario de Sesiones del Primer Año de la LXI Legislatura, pues se aprobó el paquete que actualiza el marco jurídico estatal con reformas a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo y a la Constitución Política Local, para crear el Sistema Estatal Anticorrupción y de esa forma, empatarlo con el Sistema Nacional Anticorrupción, aprobado ya por el Congreso de la Unión.

Entre los aspectos sobresalientes se cuenta la creación de  la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, que sustituirá a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sonora (PGJE), la cual tendrá autonomía constitucional y dotada de personalidad jurídica y patrimonio propios.
Se dispone que el el titular de la PGJE que se encuentre actualmente en funciones, se quedará en el cargo y se le  ratificará como Fiscal General de Justicia del Estado, con una duración de siete años.
Se incluye también la aprobación unánime de la obligatoriedad para todos los servidores públicos del estado de Sonora, de presentar su “Declaración 3 de 3”; además de crearse la Fiscalía Especial para la Prevención y Atención de Delitos Electorales.
Se incorporó en este paquete aprobado ayer en el Congreso,  la Fiscalía Especial Anticorrupción en funciones desde el año pasado, cuyo titular es Odracir Espinoza Valdéz, institución no pertenecerá a la la estructura de la recién creada Fiscalía Estatal y contará también, al igual que la Fiscalía para Delitos Electorales, con autonomía técnica y operativa.
Los titulares de estas dos fiscalías especiales durarán en funciones cinco años y serán nombrados y/o removidos de sus cargos por el Titular del Ejecutivo y en ambos casos, el Congreso del Estado ratificará los nombramientos.
Y como está acordado entre las bancadas de los diferentes partidos, la Presidencia de la Diputación Permanente recae en el  cajemense Omar Guillén Partida, representante del  Distrito XVI Ciudad Obregón Sureste, quien fungirá como titular del Poder Legislativo hasta el 16 de septiembre.
Sin duda, histórico el paso dado por todos los diputados integrantes de esta LXI Legislatura, pues ponen la muestra al resto del país y al propio Congreso de la Unión, que no hallan cómo salir de la encrucijada en que los tiene la Historia, al exigirles dar los primeros pasos firmes y certeros para llevar a México por una senda libre de corrupción y de las  eternas  complicidades entre los gobernantes corruptos y las Cámaras de Diputados y de Senadores, nichos donde han encontrado siempre su guarida, quienes han debido ir a la cárcel y ser despojados de todos sus bienes, de los que se hicieron de manera ilícita.
Hay cientos de casos de ex gobernantes y de legisladores que han sido y seguirán siendo protegidos por el sistema político mexicano.
Pero, con estas medidas, Sonora marca el paso a nivel nacional al trazar las directrices de transparencia, rendición de cuentas y honestidad para todos sus funcionarios, creando las instituciones que habrá de vigilar y perseguir a quienes decidan no escuchar ese llamado de la Gobernadora Claudia Pavlovich.
 
SSSSSSSS… Y otra noticia que confirma que a nivel municipal también algunos alcaldes –no todos- realizan los mejores esfuerzos para combatir la corrupción es que, aquí en Hermosillo, la administración del “Maloro”, gracias a las denuncias ciudadanas, detectó terrenos  que habían sido invadidos por la anterior administración, pese a que eran áreas de equipamiento; es decir, son propiedad de todos los capitalinos.
Desde luego que la Síndico Angelina Muñoz, confirmó no sólo que estas áreas se están recuperando, sino que irá con todo el Ayuntamiento en contra de aquellos funcionarios municipales que participaron en este despojo de terrenos y se interpondrán las denuncias correspondientes, ya sea en la Contraloría General o en la Fiscalía Anticorrupción.
Porque en estos enjuagues participaron desde los que   aprobaron la desincorporación de los terrenos, como aquellos que los concesionaron o hicieron negocio con ellos, pese a ser intocables porque son propiedad de los hermosillenses.
Aunque nadie podría creer que regidor alguno estuviera en contra de castigar a los funcionarios que cometieron este delito, resulta curioso que los del Partido Acción Nacional, como el de Movimiento de Regeneración Nacional, están en contra de estas medidas de las autoridades municipales-
Vaya con estos regidores que en un primer momento habían aceptado apoyar las decisiones de las autoridades municipales y de pronto, salieron con que “dijo mi mamá que siempre no” y ahora se comportan como “tapaderas” de esos bandidos y enemigos de la gente, que supone están para vigilar por sus intereses y no tdo lo contrario.
SSSSSSSS… Pero también en la sesión de ayer en el Congreso del Estado, se suscitó un intercambio de palabras entre los diputados Carolina Lara, Manuel Villegas y el coordinador de la bancada panista (pero no de ellos) Moisés Gómez Reyna.
Todo derivó de que los nueve diputados del PAN que expulsaron a sus cuatro compañeros por haber votado en diciembre pasado, a favor de la contratación de un crédito por 5 mil millones de pesos propuesto por el Gobierno del Estado, hicieron prácticamente lo mismo ayer al aprobar la reestructuración de un adeudo de 98 millones de pesos que arrastra desde hace poco más de dos años el Ayuntamiento de Puerto Peñasco y, al mismo tiempo, le etiquetan recursos al municipio rocaportense por poco más de 116 millones de pesos destinados exclusivamente para obras de infraestructura, suma que obviamente queda sujeta a los lineamientos crediticios bancarios.
La situación se puso álgida, pues el diputado Manuel Villegas, así como Carolina Lara, aprovecharon el momento para echarle en cara al coordinador del blanquiazul y a sus ex compañeros de bancada, que por ese mismo “pecado” ellos, al igual que Sandra Hernández y Lisette López, habían sido excluidos y hasta acusados de traición a su partido.
Como se sabe, los cuatro diputados rebeldes han sostenido siempre que la instrucción de no votar  a favor del crédito por los 5 mil millones de pesos, era una imposición del CEN del PAN, orquestada por Damián Zepeda, para frenar el arranque de la administración estatal, sin importarle al ex candidato perdedor a la Alcaldía de Hermosillo, que con ello afectara a los municipios donde había triunfado el PAN como Nogales, el mismo Puerto Peñasco, Guaymas, San Luis Río Colorado, Navojoa y Agua Prieta.
Y ayer, aprovechando la ocasión, le dijeron de todo los dos aguerrido diputados a Moisés Gómez Reyna, a quien después de intentar demostrar de manera muy técnica que no era un crédito lo que habían aprobado, y ante lo que consideró insultos de carácter personal fuera del contexto del debate parlamentario, no le quedó otro remedio que, decir que  pondría “a palabras de borracho, oídos de cantinero”.
Desde luego que este cuento no parará allí, pues a como están las cosas en el PAN y al ser calificado su dirigente Leonardo Guillén de manera muy dura por estos dos diputados rebeldes, seguro la revancha no se hará esperar y podría esperarse hasta una expulsión del propio partido.
Hay que estar muy pendientes.

Comentarios

menu
menu