Casa Blanca acusa a demócratas y a medios de explotar foto de niña

Casa Blanca acusa a demócratas y a medios de explotar foto de niña

La Casa Blanca usó este viernes la fotografía de una menor hondureña llorando en la frontera entre México y Estados Unidos para acusar a la oposición demócrata y a los medios de explotar la imagen para impulsar su agenda sobre inmigración, tras semanas de críticas por la separación de familias migrantes.

La foto, tomada por el fotógrafo de Getty Images John Moore durante una detención en la frontera este mes, se convirtió en una poderosa imagen en la cobertura mediática de la separación de familias en la frontera entre México y Estados Unidos.

Decenas de periódicos y revistas, incluyendo Time y el Washington Post, publicaron la imagen.

La fotografía, en la que se ve a una niña pequeña llorando, contribuyó a provocar la indignación local y en el extranjero y llevó al presidente Donald Trump a cambiar el miércoles la política de su Gobierno de separar a niños de sus familias, mientras los adultos son procesados por cruzar la frontera ilegalmente.

View this post on Instagram

For the first 240 years of U.S. history, at least, our most revered chief executives reliably articulated a set of high-minded, humanist values that bound together a diverse nation by naming what we aspired to: democracy, humanity, equality. The Enlightenment ideals Thomas Jefferson etched onto the Declaration of Independence were given voice by Presidents from George Washington to @barackobama. @realdonaldtrump doesn’t talk like that. In the 18 months since his Inauguration, #Trump has mentioned “democracy” fewer than 100 times, “equality” only 12 times and “human rights” just 10 times. The tallies, drawn from a searchable online agglomeration of 5 million of Trump’s words, contrast with his predecessors’: at the same point in his first term, #RonaldReagan had mentioned equality three times as often in recorded remarks, which included 48 references to human rights, according to the American Presidency Project at the University of California, Santa Barbara. Trump embraces a different set of values. He speaks often of #patriotism, albeit in the narrow sense of military duty, or as the kind of loyalty test he’s made to #NFL players. He also esteems religious liberty and economic vitality. But America’s 45th President is “not doing what rhetoricians call that ‘transcendent move,'” says Mary E. Stuckey, a communications professor at Penn State University and author of Defining Americans: The Presidency and National Identity. Instead, with each passing month he is testing anew just how far from our founding humanism his “America first” policies can take us. And over the past two months on our southern border, we have seen the result. Read this week's full cover story on TIME.com. TIME Photo-Illustration. Girl: @jbmoorephoto—@gettyimages; Trump: Thierry Charlier—@afpphoto/@gettyimages, @olivierdouliery—Pool/@gettyimages; animation by @brobeldesign

A post shared by TIME (@time) on Jun 21, 2018 at 5:16am PDT

El pie de la foto de Getty captada el 12 de junio en la ciudad fronteriza de McAllen, Texas, dice que muestra a una solicitante de asilo hondureña de 2 años llorando mientras su madre era registrada y detenida. Según el texto, la detención podría haber provocado separación de ambas, pero no afirma que haya ocurrido.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo este viernes que la madre y su hija no había sido separadas y acusó a los demócratas y a los medios de explotar la imagen.

Es vergonzoso que los demócratas y los medios hayan explotado esta foto de una niña pequeña para impulsar su agenda. Ella no fue separada de su madre. La separación aquí es de los hechos. Los demócratas deberían unirse (al presidente) y reparar nuestro descompuesto sistema inmigratorio”, escribió en Twitter.

En un artículo sobre la foto, el Washington Post citó a Moore diciendo que después de realizar la toma temió que la niña y su madre fueran separadas, pero que no sabía qué había sucedido con ellas. Representantes de Getty Images no respondieron de inmediato el viernes a solicitudes para comentar el asunto.

En su portada de esta semana, titulada “Bienvenido a Estados Unidos”, la revista Time recortó la imagen para mostrar sólo a la niña junto a una imagen de Trump como si estuviera mirándola.

El viernes, Time publicó una corrección que dice: “La versión original de este artículo afirmó erróneamente lo que le pasó a la niña en la foto después de que fue sacada del lugar. La niña no fue retirada gritando por agentes fronterizos estadounidenses; su madre la recogió y ambas fueron llevadas juntas”.

En Honduras, Denis Valera dijo el jueves que su hija y su madre, Sandra Sánchez, fueron detenidas juntas en McAllen, donde Sánchez había solicitado asilo, y que no habían sido separadas. No obstante, “mi hija se ha convertido en un símbolo de la… separación de niños en la frontera estadounidense”, dijo Valera a Reuters en una entrevista telefónica.

La subsecretaria de Relaciones Exteriores de Honduras, Nelly Jerez, confirmó la versión de Valera.

Trump, un republicano que acusa persistentemente a los demócratas de ser débiles en lo que respecta a inmigración, dijo en un tuit en viernes que “no podemos permitir que nuestro país sea invadido por inmigrantes ilegales mientras los demócratas cuentan sus historias falsas de tristeza y dolor, esperando que los ayude en las elecciones (de noviembre)”.

Valera dijo que Sánchez y su hija salieron de Puerto Cortés, un puerto hondureño al norte de la capital Tegucigalpa, sin decirle a él ni a los otros tres hijos de la pareja.

Comentarios

menu
menu