Cambiará de sede el PRI

Cambiará de sede el PRI

SSSSSSSS… Nada del otro mundo el evento registro del ahora Sumo Sacerdote del PRI, Enrique Ochoa Reza, quien se registró ayer como aspirante a dirigir ese partido a nivel nacional, en un acto meramente protocolario, pues al no haber ninguno más, el próximo sábado estará levantando la manita en señal de juramento, 11 meses después de que asumiera el mismo cargo el sonorense Manlio Fabio Beltrones.

Su discurso tampoco fue novedoso, pues luego de la estrepitosa derrota del 5 de junio, como era lógico de suponerse, la dirigencia del PRI empezó a manejar los conceptos de refundación, reorganización, volver a la gente, escucharla y todo ese rollo.
Eso sí, se Ochoa Reza deslindó de los gobernadores lastre para su partido, como son los aún mandatarios de Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua, quienes en su cinismo más rampante, armaron una estructura administrativa, jurídica y política “a modo” para el combate a la corrupción, que no era otra cosa que un blindaje a sus respectivas gestiones.
No había de otra, pues ya la PGR había interpuesto por instrucciones del propio Presidente Enrique Peña Nieto, un recurso de inconstitucionalidad para frenar tales descarados  intentos de los gobernadores mencionados, por poner su pellejo a salvo de las seguras venganzas de las administraciones que habrán de sucederlos en breve.
Todo bien hasta ahí con Ochoa Reza quien incluso en los últimos momentos como Director de la paraestatal Comisión Federal de Electricidad, sostuvo reuniones con algunos gobernadores, entre ellos la mandataria Claudia Pavlovich Arellano, quien alcanzó a plantearle la seria y difícil problemática de algunos municipios de Sonora durante los meses de verano, en relación al incremento de las tarifas de energía eléctrica.
Bueno, se supone que nomás hablaron de ese tema; pero por ahí se escuchan versiones de que además de ese tema entre el aún titular de la CFE y Claudia Pavloovich, hubo otro y que fue precisamente el PRI de Sonora y lo que vendrá inmediatamente después de que tome las riendas del tricolor nacional Ochoa Reza.
Según Ochoa Reza, en estos momentos “lo que necesita el PRI en todo el país, es cambiar, necesita abrir las puertas, necesita la crítica y la autocrítica; pero sobre todo necesita de propuestas participativas para la victoria nacional”.
Algo que muchos dicen “no han visto ni por equivocación en Sonora, donde el PRI se ha visto reducido a una especie de agencia de colocaciones y donde sus centrales como la CNC, CNOP y CTM y otras, nomás no despuntan como en otros tiempos”.
Y sin duda, uno de los cambios que se avecinan en Sonora a nivel del partido tricolor será, entre otros muchos, el cambio de sede. Ahora sí despachará la dirigencia y se tomarán las decisiones en el mismo local: el de la calle Kennedy.
SSSSSSSS… Por cierto, pocos se acuerdan que Enrique Ochoa Reza vivió en Hermosillo parte de su juventud, donde su padre se desempeñó como un notable funcionario del Poder Judicial de la Federación, y donde el futuro Presidente nacional del PRI hizo muy buenas amigas y amigos.
SSSSSSSS… En relación a la toma de casetas de peaje que existen a lo largo de la carretera federal 15 y que fueron “tomadas” ayer por maestros y simpatizantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), surgió la advertencia en el sentido de que si ocurriera algún accidente en la que estuviera involucrado un automovilista que haya pasado sin pagar su cuota, en “convenenciera obediencia” a los manifestantes, sus gastos no será cubiertos por el Seguro del Viajero que ampara el ticket correspondiente. Ojo.
Así que ya lo sabe, amigo lector: Cuando se tope alguna vez con los maestros de la CNTE bloqueando las casetas de cobro y dejándolo pasar sin pagar su cuota, más le valdrá que cubrirla “a forziori” para evitarse problemas mayores en caso de un  eventual accidente.
Porque es claro que esos pelafustanes no le sacarán de ningún apuro ni a Usted ni a su familia, ni pagará los daños de su automóvil. El único beneficio habrá sido ahorrase unos cuantos pesos. Así que ya lo sabe.
SSSSSSSS… Nuevamente le ponen los pelos de punta a los hermosillenses con la información trascendida –ya vieja- de que en el fondo de la presa “Rodolfo Félix Valdés” mejor conocida como “El Molinito” hay agua contaminada con metales pesados.
Ese dato, de tiempo en tiempo lo sacan a relucir cuando quieren  meterle ruido al cotarro: Son poco más de 5 millones de metros cúbicos de agua contaminada con metales pesados, los cuales se supone no se derivan NI SE DERIVARÁN JAMÁS a la presa “Abelardo L. Rodríguez”. Algo que nadie cree.
Y de nueva cuenta está de moda en Sonora el tema ese de la grave contaminación que sufriera esa importante fuente de abasto de agua para los habitantes de varios municipios y que dota del vital líquido a buena parte de los 900 mil habitantes de la capital.
Aquí la cosas es muy sencilla: Es el Gobierno Federal y todos aquellos que han sido sus representantes durante el tiempo que tiene vivo este asunto, quienes pueden y deben poner en claro lo que se hizo con el dinero que aportó Grupo México para la remediación del Río Sonora.
Que, además, una instancia ajena al Gobierno Federal defina el verdadero quebranto de ese cuerpo de agua y su futuro impacto en la salud humana y la ecología–sin jugarle el dedo en la boca a los sonorenses- y que se obligue a Grupo México a enfrentar sus responsabilidades en su exacta dimensión.
Porque hasta hoy todo han sido faramallas y ha servido para que unos cuantos hagan –viejo el cuento su agosto con los dineros para la remediación.
No hacerlo así, dicen los que saben, es jugar al juego del Tío Lolo

Comentarios

menu
menu