Cae 93% ingreso por tenencia vehicular; 14 estados aún realizan ese cobro

CIUDAD DE MÉXICO.- A cuatro años de la aplicación del no pago de la tenencia vehicular federal, los estados vieron disminuir en 93.3% sus ingresos por esa vía; en este periodo dejaron de recibir 65 mil 495 millones 200 mil pesos por un impuesto que ahora cobran de manera directa, o utilizan mecanismos alternos para que el ciudadano pague el derecho a usar un automóvil.

En el último año que la Federación cobró la tenencia vehicular, 2012, se tuvo una bolsa global de 19 mil 93 millones de pesos a distribuir entre las entidades que para entonces todavía recibían el dinero de la Federación; en el reporte que entregó la Secretaría de Hacienda respecto al periodo enero-mayo de este 2015 señala un total de sólo 197 millones 300 mil pesos por este concepto reportado por las entidades.

El monto de 19 mil 93 millones de pesos anual recaudados a nivel federal en el último año de la tenencia, implica que en los cuatro años que no han recibido esa cantidad de la Federación, en los ejercicios 2012, 2013, 2014 y 2015, se convirtieron en 65 mil 495 millones 200 mil pesos.

En tanto, la decisión de los gobiernos estatales y de la Ciudad de México de retirar paulatinamente el pago de la tenencia vehicular y la mayor incorporación de ciudadanos a los beneficios de no pagarla, se tradujo en la caída de 43.8% de los ingresos promedio de las entidades por este impuesto, en los primeros cinco meses del año, con lo cual llegó a su mínimo histórico de sólo 197.3 millones de pesos.

Hacienda informó al Congreso que entre enero y mayo de este año, las participaciones pagadas vía Impuesto Sobre Tenencia cayeron en promedio 43.8%, pero se observa que la más afectada fue Oaxaca, con un impacto de 98.6% ingresos menos por el retiro de la obligación a pagar el impuesto, le sigue Hidalgo, con una afectación de 92.6% .

En tanto, la Ciudad de México, que es una de las entidades con el mayor parque vehicular, y donde se pagan derechos por el uso de vehículos, siempre y cuando la unidad no cueste más de 250 mil pesos, se paguen los derechos de refrendo de la placa, se tenga actualizada la tarjeta de circulación y no se deba ningún adeudo por ese concepto, los ingresos por la tenencia se cayeron en los primeros cinco meses del año en 64.4%.

A raíz de que se decretó la eliminación del pago de tenencia federal, que está en vigor desde el 1 de enero de 2012, los ingresos de las entidades comenzaron a bajar; en el mismo año 2012 el monto de dinero a distribuir entre las entidades pasó de 12 mil 472.9 millones de pesos a dos mil 23.5 millones de pesos, sólo hacia el primer semestre de ese año, lo que implicó una caía de 84.4% respecto al año anterior.

Frente a la carencia de ingresos federales, los estados comenzaron a cobrar sus propios impuestos por tenencia, pero la mayoría decidió ofrecer incentivos para no pagarla o sustituirla por otros cobros; en el reporte entregado por  Hacienda se observa que para el periodo enero-mayo del 2015, los estados recibieron 342.2 millones de pesos y en el mismo periodo de este año sólo 197.3 millones de pesos en Participaciones Pagadas Vía Impuesto Sobre Tenencia; una caída de 43.8% .

De acuerdo con una explicación proporcionada por Hacienda, en diciembre de 2007 se publicó el Decreto que reforma la Ley de Coordinación Fiscal, la Ley del Impuesto sobre la Tenencia o Uso de Vehículos, así como la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios; estableció que a partir del 1 de enero de 2012, se derogaba del impuesto a la Tenencia Federal.

En la actualidad, la Recaudación Federal Participable no considera el Impuesto Sobre la Tenencia, puesto que su tratamiento a nivel federal se encuentra derogado. En casos particulares a nivel local en que los estados recuperan una proporción de este impuesto, se les considera “rezagos” y por ello es que reciben incentivos en el marco del convenio de colaboración administrativa en materia fiscal federal vigente al año al que corresponda el rezago.

Pagos

Desde que se decretó la eliminación del pago de tenencia federal, desde el 1 de enero de 2012, los ingresos de las entidades comenzaron a bajar.

En casos particulares a nivel estatal en que las entidades recuperan una proporción del impuesto de la tenencia, se les considera “rezagos” y por ello es que reciben incentivos en el marco del convenio de colaboración administrativa en materia fiscal federal vigente al año al que corresponda el rezago.

Es decir, en los casos en que los usuarios de automóviles en las diferentes entidades no cumplan los requisitos para ser exentos, pagan la tenencia vehicular y los estados sólo reportan, no entregan el dinero a la federación, de ahí que se denominen autoliquidables.

A consulta expresa de este diario, la Secretaría de Hacienda  precisó que los recursos autoliquidables se refieren a aquellos impuestos federales que recauda una entidad federativa pero que, de acuerdo con el Convenio de Colaboración Administrativa en Materia Fiscal Federal celebrado por los gobiernos con la Federación, el estado se queda con un porcentaje. Por tanto, no son recursos que transfiera de manera directa la Federación al estado.

 

Comentarios

menu
menu