Belanova se aferran a la música

Belanova se aferran a la música

Si los fans de Belanova esta­ban muy enojados por los sie­te años que esperaron para escuchar las canciones de un disco inédito, con el lanza­miento de Viaje al centro del corazón deben estar bailando de alegría.

“Nuestros seguidores se estaban enojando con no­sotros, y luego se nos ocurrió anunciarlo (el disco) y fue un error, porque se atrasó un po­quito, y entonces se enojaron más”, compartió Edgar Huerta (teclados), quien confesó que esa molestia de sus seguidores sí los “agüitó”.

Afortunadamente con la llegada del disco tuvimos ese respiro de la música nueva de la banda. El tiempo se pasa muy rápido y creo que lo más importante es estar aquí, con un nuevo material que le está gustando a nuestro público”, añadió el músico, quien no ocultó su emoción por regre­sar a los escenarios con un nuevo show y diez canciones.

Denisse Guerrero, voca­lista de la banda de electro pop, afirmó que la naturaleza de la vida es tenerlos a veces arri­ba y otras abajo de esa imaginaria rueda de la fortu­na, pero añadió que el éxito consiste en ha­cer lo que más aman en la vida, que es música.

“Es parte de la vida estar en un lugar y luego en otro, porque cuando como artista buscas satisfacer a los demás, terminas traicionándote a ti de alguna manera.

Cualquier persona que se atreve a ser quien desea ser y a trabajar en lo que le hace feliz, merece ser recordado y res­petado y ese es el caso de no­sotros”, añadió la intérprete.

Ricardo Arreola (bajo) se mostró orgulloso del camino que ha labrado la banda tapa­tía (aunque Denisse Guerrero es originaria de los Mochis, Sinaloa) dentro del género de electropop y apuntó que Via­je al centro del corazón marca una nueva etapa de su histo­ria, en la que siguen fieles a su estilo y su esencia.

“Estaría padre que las nuevas ge­neraciones nos vieran como un grupo que se atrevió a hacer cosas y can­ciones que no estaban en el radar global, sin se­guir géneros o tendencias.

Nos gustaría ser recorda­dos como un grupo auténtico que se aferró a lo que siente y a lo que piensa”, comentó el músico.

La producción discográ­fica, que ya se encuentra en formato físico y en platafor­mas digitales, incluye diez cortes que fueron grabados en los estudios Sonic Ranch, de Texas, y en Estocolmo, Suecia.

Queremos seguir disfru­tando lo que hacemos. Cree­mos que el mayor premio es subirte a un escenario y hacer lo que te gusta. Eso es lo que nos hace felices”, agregó De­nisse, quien precisó que vi­vir de la música es suficiente pago por dedicarse a lo que más aman.

Comentarios

menu
menu