Atentado en el Senado de la República… ¿qué sigue?

Atentado en el Senado de la República… ¿qué sigue?

Armando Vásquez A.

Archivo Confidencial
NO ES COSA MENOR y mucho menos debe tratar de esconderse la noticia del atentado que hubo este miércoles en el Senado de la República a eso de las seis de la tarde.
Fue un “libro bomba” que dejaron en el cubículo de la Senadora de Morena Citlali Hernández un día antes y al abrirlo explotó un artefacto casero que provocó una llamarada que impactó en su rostro. Sufrió pequeñas quemaduras.
Pero el mensaje ya está dado. Por más que traten de minimizarlo.
En un espacio de dos horas tras dado a conocer ese hecho en exclusiva por el medio informativo lapoliticaonline.mx https://bit.ly/2WuoSFr se manejaron algunas inquietudes en redes.
Este medio fue el primero en dar a conocer la noticia, luego le siguieron el resto, lo más seguro es que este jueves sea la nota principal de todos los medios pues, ¿cuándo hemos visto que una bomba explote en el Senado?
Eso sí, ha habido todo tipo de amenazas como la ocurrida una semana atrás  https://bit.ly/2JNtxfy cuando desalojaron el Poder Judicial ubicado a un costado del Palacio legislativo de San Lázaro y la verdad es que como siempre la nota la tomamos a chunga. Pero a partir de este día ya no será así.
El problema es que se abrió la puerta para que, quien sea, simplemente llame telefónicamente a cualquier edificio de cualquier poder y del orden que sea, para que se paralicen labores.
Regresando a este atentado, hay un twitero de esos que utilizan máscara de anonymus https://twitter.com/Donvix quien fue también de los primeros en hacer el llamado a cuidarse de   #TheGoalisChaos  (El objetivo es el caos)  Lo correcto es Chaos is the goal, o Caos es el objetivo. Que es una frase utilizada para hacer referencia a estrategias de desorden social y político. Pero usualmente la usan grupos de resistencia. En este caso los tuiteros que se mencionan han advertido del peligro de AMLO para México, desde antes de la elección.  https://bit.ly/2Xm83tH
El mismo establece tres escenarios:
1o. El atentado es real y auténtico: un agente externo supone que atentar contra una senadora le dará réditos y se arriesga mucho para llevar a cabo su plan.
2) El atentado es real pero falso: alguien “de adentro”, con acceso al senado, arma un artefacto que no volará cosa alguna pero sí puede quemar/producir humo, y se arriesga un poco para sembrárselo a la senadora, que NO está confabulada y resulta víctima.
3) El atentado nunca existió como tal: la propia senadora, contando o no con el apoyo de alguien más, siembra sin el menor riesgo un artefacto por completo inofensivo y finge ser víctima.
¿Cuál escenario es el bueno?
Sin más datos al momento, yo me quedo con el 2. https://bit.ly/2Xim6Ag
Hasta aquí su intervención de la cual discrepo pues en lo personal pienso que sí fue un atentado y que veremos otros más.
Quienes lo hayan perpetrado saben lo que están haciendo. Ya ha habido en anteriores ocasiones bombas que han explotado o se han encontrado y desactivado pero en otros edificios como el ocurrido en el cine Aragón de la CDMX donde hubo un lesionado y que ocurrió el pasado 26 de este mes https://bit.ly/2wyRQ8l
En el caso del “libro bomba” de Senado, he checado el portal http://www.cedema.org en el cual la guerrilla latinoamericana manda sus mensajes. Y sí, hay señalamientos criticando el poder legislativo, pero esa izquierda no se ha responsabilizado del atentado de momento.
Lo hemos dicho una y otra vez. Lo peor que le puede pasar a México como país son los atentados. Ya vimos en el caso del Senado lo fácil que es introducir un artefacto explosivo. ¿Qué no tienen vigilancia precisa para que esto no ocurra? A lo mejor corrieron a los expertos en seguridad.
Pero insisto, el mensaje ya está dado y va en dos vertientes:
En primer término demostraron la facilidad con la cual pueden atentar contra la vida de un Senador, en este caso, o contra cualquier otro.
Y la segunda: han causado tal ruido para demostrar su inconformidad contra este nuevo régimen que deberán demostrarlo una vez más, de tal forma que no le resulte extraño que el próximo atentado pudiera ocurrir, especulemos,  en las conferencias mañaneras de AMLO y para ello se tomen su tiempo, ¿qué quiere?, ¿quince días en lo que lo preparan? Porque puede ser por fuera del recinto y un coche bomba sería de llamar la atención.
No se necesita ser muy ducho para entender esto.
El detalle es que una vez desarticulado el Estado Mayor presidencial que se encargaba de este tipo de asuntos, pues no hay mucha inteligencia que digamos para atender situaciones difíciles de este tipo y no vemos que a Alfonso Durazo, como secretario de Seguridad, haya implementado con anterioridad un programa especial que salvaguarde recintos y personajes importantes de la política nacional.
Y en cuanto a la Senadora Citlali Hernández, desgraciadamente sí existe como objetivo básico y la quieren asesinar, lo van a lograr  y aunque se escuche crudo, lo intentarán de nuevo pues quienes atentaron contra su vida tienen el tiempo y recurso para ponerse en modo de espera.
Ojalá y no, pero habrá que esperar un mes para que este atentado baje de nivel en los medios informativo y le pase algo a ella o a otr@ senador o senadora de Morena o a cualquier otro funcionario. ¿Qué le gusta esperar?… ¿Un mes?
Los perfiles hasta el momento de quienes hicieron este atentado son difusos. Unos hablan de la extrema derecha, otros de la extrema izquierda, lo cierto es que le pusieron inteligencia y si este gobierno quiere interceptar este tipo de amenazas, debe por fuerza atrapar en los siguientes diez días, como mínimo,  (que es el plazo que dan los especialistas para resolver este tipo de investigaciones) a los responsables, pues no dejará de ser noticia debido al cúmulo de organizaciones que se acreditarán este hecho. Es el Senado, chingao.
Si no lo logra, la imagen de Alfonso Durazo sufrirá una borrosidad política que le afectará en su devenir futuro, acuérdese de mí.
¿Cuántos atentados recuerda usted de este tipo que hayan ocurrido en el Senado de la República?… yo, ninguno.
EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.
Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com
Twitter: @Archivoconfiden
https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

Comentarios

menu
menu