Arremete fiscal general de EU contra Chicago

Arremete fiscal general de EU contra Chicago

Miami.- El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, urgió este miércoles a las autoridades locales del país a seguir el ejemplo del condado Miami-Dade de castigar y no proteger.

En su discurso en Miami, criticó ampliamente a las autoridades de Chicago por, según dijo, descuidar las tasas de asesinatos asociadas con los inmigrantes indocumentados y poner los fondos federales en riesgo.

Ante decenas de policías locales, el fiscal arremetió contra las llamadas ciudades santuario, aquellas que se niegan a colaborar en programas migratorios que son voluntarios.

  • Aprueban veto a ciudades santuario

Las palabras de Sessions, que estuvo en el podio instalado en el puerto de Miami acompañado del alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, siguieron a las del director interino de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), Thomas Hofman, y a las demandas de grupos pro-inmigrantes, que protestaron minutos antes cerca de la terminal marítima.

Tras agradecer al condado Miami-Dade y a su alcalde por su plena colaboración con inmigración, Sessions lamentó que Chicago escogiera demandar este año al Departamento de Justicia por el recorte de fondos federales aplicado a las ciudades santuario.

El fiscal rechazó que a principios del mes el alcalde de Chicago, el demócrata Rahm Emanuel, presentara una demanda contra su departamento por retener 3.2 millones de dólares destinados a equipar a sus policías en cumplimiento de la política de Donald Trump de reducir fondos federales a las jurisdicciones santuario.

  • Ley contra ciudades santuario enfrentará primer reto ante Corte

Sessions reiteró que el Gobierno no asignará recursos a aquellas autoridades locales que no ofrezcan seguridad a sus ciudadanos y recordó que el compromiso que él hizo con el mandatario fue reducir el crimen en Estados Unidos.

El fiscal destacó que, durante el festivo del Día de la Independencia, el pasado 4 de julio, en Chicago se registró un centenar de tiroteos y 15 muertos, mientras que en Miami fueron “cero”.

En Chicago, una ciudad con casi exactamente la misma población 2.7 millones de habitantes que Miami-Dade, más de 433 personas han sido asesinadas desde el comienzo del año. Tres veces más que en Miami-Dade”, explicó Sessions.

Entre tanto, el alcalde de Miami-Dade, quien no habló al público durante el evento, comentó a través de su portavoz Mike Hernández, que horas antes había expuesto en privado con el fiscal Sessions las políticas del condado para reducir la delincuencia y su apoyo para que se lleve a cabo una reforma migratoria.

Giménez ha sido criticado por su colaboración plena con inmigración y tachado de darle la espalda a la comunidad inmigrante de Miami-Dade, que tiene una población en la que el 60 por ciento nació en el extranjero.

 

Comentarios

menu
menu