Algo se quebró en los planes de AMLO y su 4T

Algo se quebró en los planes de AMLO y su 4T

Armando Vásquez Alegría

EN LA MAÑANA DE este martes, durante un desayuno en el salón República de la Secretaría de la Defensa Nacional, se reunieron poco más de mil militares desde generales retirados, en activo, hasta grados un poco más abajo, pero fue  de lo más granado.

El General Sandoval habló de que no estaba de acuerdo con lo que estaba pasando, el General Gaytán a nombre de los presentes dijo que la nación estaba en riesgo, todo a raíz de lo ocurrido en Culiacán.

El discurso del General  Crescencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional, lleno de lealtad al presidente López Obrador puntualizó una clara molestia. Si la situación se agrava podrían ser convocados al Campo Marte.

Caras largas y desencajadas hubo en los asistentes. La plática en las mesas gravitó sobre la salida de familias militares de la Unidad Habitacional de Culiacán Sinaloa y la humillación al Ejército.

La captura y liberación de Ovidio Guzmán López es considerada una ofensiva derrota en deshonra de las Fuerzas Armadas. El ambiente del desayuno era tan tenso que no daba para la menor sonrisa. El honor herido obliga a tomar medidas drásticas, una de ellas sin ser formalizada: “Si la situación se agrava nos reuniremos en el Campo Marte todos los generales para tomar medidas drásticas”.

Esto significa algo grave, toda vez que habló de lo que la milicia llama la creación del cuarto de guerra para la toma de decisiones futuras agresivas. Y los militares no se andan con juegos.

El artículo completo y con fotos del evento lo puede encontrar en este link: https://bit.ly/3446kfx

Mientras esto ocurría más menos a las ocho de la mañana. A eso de las seis, poco antes de que el Presidente iniciara su tradicional conferencia matutina, cerca de 250 alcaldes de diferentes partidos se apersonaron en Palacio Nacional, querían hablar con López Obrador para solicitarle que no les quitara presupuesto a sus municipios o cuando menos que lo dejara igual al 2019.

El recibimiento que tuvieron fue con gases lacrimógenos. Luego el vocero Jesús Ramírez ratificó que si rociaron el gas pero que fue poquito y luego les culpó de que pusieron en riesgo la vida de los trabajadores que hacen remodelaciones en Palacio Nacional y  tachó a los munícipes de agresivos y groseros.

Aquí está su declaración. https://bit.ly/31ILcdb

Por favor, ¿quién le va a creer que a las seis de la mañana había trabajadores en dicho inmueble? Por Dios, que tipo tan mentiroso.

De hecho, ni los pelafustanes que hicieron destrozos en la CDMX en diferentes tipos de marchas, no recibieron ni un gramo del gas lacrimógeno que les tocó a los alcaldes. Se les midió con otra vara y obvio, eso para nada es justo pues los presidentes municipales, como sea que me la ponga, tienen más educación que los mencionados manifestantes a quienes se les trató con finura, sin catalogarlos y sin echarles la culpa de nada.

Y en el aspecto local. Una desgracia es lo que sufrió un conocido hermosillense que laboraba en la SRE y que, según su cuenta de twitter tenía diez meses que no le pagaban. No aguantó y desgraciadamente decidió terminar con su vida.

¿Cuántos estarán como él?

Los japoneses tienen un nombre a esta problemática, “karoshi”, que es la muerte por exceso de trabajo que allá es un problema de salud pública. https://bbc.in/2vXPjEd

Y este fenómeno se agranda cuando no pagan.

Comprendo, aunque no lo justifico, lo hecho por la persona en cuestión, pues ocurrió algo similar con amigos míos que a la llegada de Guillermo Padrés se quedaron sin chamba en gobierno y de pronto empezaron a sufrir enfermedades difíciles de controlar y que les llevaron a la muerte. Así, aunque suene tétrico. Son de las noticias que de las que se sabe poco y en consecuencia poco se atienden o se analizan.

Por cierto, el pasado cuatro de octubre, en un merendero de carne asada por el Morelos, el ex gobernador Padrés se reunió y citó a sus amigos a una comida para festejar y ponerse de acuerdo con lo que viene. Hasta aquí para dejar la incógnita.

¿A dónde voy con estos comentarios?

Algo se quebró en los planes de AMLO y su 4T.

No es de a gratis que hasta los chairos incrustados en las redes sociales no atinaran a impactar en el tema, por ejemplo, en el caso de Culiacán se dedicaron a defender la postura de AMLO de “evitar una masacre”, cuando el tema real era que corrieran a quienes integran el gabinete de seguridad.

De hecho, en el estudio de Mitofsky https://bit.ly/33SIvXO se dejó en claro que la gente aprobaba la decisión del Presidente, pero a su vez, clarificó que la opinión pública solicitaba que por lo menos rodara la cabeza de Alfonso Durazo, lo cual, obviamente, AMLO desechó al no actuar al respecto en los tiempos debidos y al cobijarlo, pero con una manta mucho más delgada que la utilizada antes del culiacangate.

Aunado a lo anterior, y curiosamente, se le dio marcha atrás a una propuesta del diputado sonorense Javier Lamarque, quien cavó su tumba política al presentar y aprobar los legisladores de Morena el cobro de tres mil 500 pesos por hectárea en el uso del agua y que fue bateada por el Senado. No creo que haya sido casualidad, sino más bien producto de la quebradiza situación que viven quienes pretenden imponer la 4T.

Y a río revuelto, ocurrió que la conformación de las nuevas dirigencias de Morena en diferentes estados fueron pospuestas por la violencia existente. Es daño colateral pero con un mensaje atractivo para los detractores del partido del Presidente. En política no hay casualidades, recuérdelo.

Acostumbrados los mexicanos a vivir sin tanto sobresalto, la pregunta es: ¿mañana que irá a pasar, qué otro suceso ocurrirá?

Pero ese es un tema de mañana.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

Comentarios

menu
menu