Acusan desvíos por 60 mdp en San Luis Potosí

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.- Una modesta farmacia ubicada en la calle San Luis de la colonia San Felipe, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez de San Luis Potosí, se ha convertido en símbolo de la opacidad de la administración perredista encabezada por el alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Juárez, a poco más de nueve meses de haber iniciado funciones, el pasado 1 de octubre.

La farmacia en cuestión,  está en un pequeño local que es parte de una casa pintada de blanco y tiene un rotulo azúl que dice “Sandra farmacia”, informa que da servicio de lunes a viernes en horario corrido de ocho de la mañana a ocho de la noche; no obstante, eso no sucede, pues casi nunca está abierta.

Las pocas veces que el negocio está abierto se aprecia una estantería con muy pocos productos, lo indispensable de una botica; sin embargo a este negocio se han pagado en los últimos años cerca de 60 millones de pesos del erario en las administraciones como presidentes municipales de los Ricardo Gallardo, hijo y padre, en el trienio pasado del municipio de Soledad de Graciano Sánchez y el actual de la capital del estado, respectivamente, según denuncian con facturas y registros públicos en mano la asociación Ciudadanos Observando.

José Guadalupe González, vocero de la asociación Ciudadanos Observando, ha dedicado los últimos meses, con apoyo de un ejército de integrantes de la organización, en rescatar documentos, facturas, testimonios e indicios que una vez cotejados como válidos, han sumado cifras millonarias, el monto pudiera ser mayor, pero lo documentado asegura es alarmante.

“Se ha detectado con documentos oficiales que no hay cuentas claras sobre la compra ya revelada en los últimos días, de 60 millones de pesos en compras a un proveedor que no podemos dar con él, de medicamentos, tanto de San Luis Potosí, como de parte de Soledad, a una empresa de nombre Sandra Sánchez Ruiz”, indicó quien funge como vocero de la organización denunciante.

¿Quién es Sandra Sánchez Ruiz?, es la pregunta que ha ocupado múltiples encabezados impresos y electrónicos en San Luis Potosí, es también la pregunta sin respuesta que cambia el semblante del alcalde capitalino y de la que asegura no dará mayores declaraciones.

Sandra Sánchez Ruiz, es un nombre sin rostro, la mujer que dicen las autoridades decidió fiar medicamentos para el personal de confianza cuando nadie lo hacía para una plantilla de trabajadores —a juzgar por el monto de los medicamentos—, altamente enfermiza y que por ese gesto de empatía se ganó el aprecio e innumerables cheques de la cuenta pública capitalina.

 Sánchez Ruiz es una recién empresaria exitosa que, sin embargo, sólo trabaja para los Ricardo Gallardo, ya que según la asociación Ciudadanos Observando, no ofrece cotizaciones, no da citas, ni es localizable cuando se le busca para surtir productos farmacéuticos.

A la par que Ciudadanos Observando ha reunido evidencias sobre los pagos referidos en los sistemas de transparencia como “medicamentos para personal del H. ayuntamiento de San Luis Potosí, contrato om/001/2016” a favor de Sandra Sánchez Ruiz, la organización ciudadana se ha dado a la tarea de localizar a quien califican como un fantasma, no sólo en persona, sino también en sistemas electrónicos, donde debería  hacerse presente.

 “No hay rastro de esta persona, no hay datos en el Seguro Social (IMSS), hemos tratado de llegar a fondo de esta situación y pues como proveedor del ramo farmacéutico eso sí ¡es inexistente!”

El llamado de los denunciantes es a las autoridades federales, particularmente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para que ponga en marcha un equipo especializado de investigación en operaciones con recursos de procedencia ilícita.

“Tiene que entrar inmediatamente Hacienda, tiene que, con sus áreas dedicadas, rastrear todo esto, hay que investigar de dónde entró ese dinero al supuesto proveedor, ¿cómo se hizo de esta supuesta compra? y luego hay que revisar las compras, perdón, el dinero de esta proveedora a ver adónde se fue”, acusó el vocero.

 Las facturas expedidas a destiempo tampoco desglosan a detalle cada uno de los medicamentos surtidos.

 “Las facturas no contienen ningún medicamento, es decir las facturas son… están facturando aire, están facturando servicios, cuando lo que se debe de facturar son medicamentos, productos físicos ¿no?, tal como lo marca la ley en sus conceptos muy claros”, argumentó José Guadalupe González.

Práctica de familia

Ricardo Gallardo Cardona (hijo de Gallardo Juárez), fue procesado por la Procuraduría General de la República (PGR) en enero de 2015, cuando fungía como presidente municipal de Soledad de Graciano Sánchez.

Ello ocurrió previo a la selección de candidatos a gobernador, donde lideraba las encuestas por el Partido de la Revolución Democrática, por presunto desvío de recursos en el pago de servicios médicos por más de 115 millones de pesos a la Clínica de especialidades Médicas Wong SA de CV en un esquema similar de pagos al implementado actualmente por la administración de su padre en la capital de San Luis Potosí.

 

Comentarios

menu
menu