Acusan de fraude a comprador de avión presidencial

Acusan de fraude a comprador de avión presidencial

Los abogados José Luis Rojas y Julio César Rojas, representantes legales de la empresa Eurovip’s denunciaron que Gustavo Jiménez Pons, quien ofreció comprar el avión presidencial, es un prófugo de la justicia.

La tarde del miércoles acudieron a las oficinas del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la Colonia Roma, para exponerle que el ofertante del avión en realidad es Gustavo Javier Jiménez Pons Mejía, quien protagonizó un fraude contra una empresa mayorista de viajes y más de cinco mil personas que viajaron al Mundial de Alemania 2012 que no tuvieron boletos de acceso a juegos de la Selección Nacional.

A decirle que no haga negocios con un defraudador profesional, tan peligroso que ya es buscado por la policía de esta Ciudad de México para que responda por el ilícito de fraude genérico en agravio de la empresa Eurovips”, expuso Rojas.

De acuerdo con los abogados del despacho RCA, Gustavo Jiménez Pons es en realidad Gustavo Javier Jiménez Pons Mejía, quien en 2012 cometió un fraude contra la empresa mayorista de viajes, Eurovip’s, por 572 mil dólares al no hacer entrega de sus entradas a compradores de más de 5 mil lugares para encuentros de la selección nacional de México.

El implicado fue aprehendido y condenado a una pena de cinco años de prisión de los que purgó dos años y dos meses antes de ser liberado.

Los abogados exigieron su reaprehensión, la cual fue otorgada por el Juez 40 de lo penal del Distrito Federal, el 28 de agosto de 2013.

Jiménez Pons Mejía no fue localizado por la Procuraduría capitalina toda vez que dio una dirección falsa.

Es un individuo que actúa con perversidad enorme y con una inteligencia bastante notoria, pero para cumplir siempre el modus operandi para defraudar a los demás”, consideró el abogado de Eurovip’s.

Los litigantes ofrecieron una recompensa de 200 mil pesos a quien otorgue información que lleve a la captura del presunto defraudador.

Señalaron que Jiménez Pons Mejía se negó en su momento a reparar el daño a la empresa Eurovip’s, pese a que se redujo el monto de la pena y que se le ofreció hacerlo en pagos mensuales.

Comentarios

menu
menu