A la cárcel, por pilotear borracho un avión de pasajeros

A la cárcel, por pilotear borracho un avión de pasajeros

Un piloto de Alaska Airlines fue sentenciado a un año de prisión por conducir una aeronave en estado de ebriedad, informaron hoy autoridades judiciales.

David Hans Arntson, de 63 años, se declaró culpable en febrero pasado de un cargo de delito mayor por operar una compañía mientras estaba bajo la influencia del alcohol.

Residente de Newport Beach, sur de California, fue sentenciado a un año y un día en una prisión federal por pilotear en 2014 un avión de Alaska Airlines con un nivel de alcohol en sangre más de tres veces el límite legal.

Reconoció como parte de un acuerdo de culpabilidad que él era un alcohólicodurante una parte “sustancial” de su carrera como piloto de línea aérea.

El juez de distrito Cormac Carney calificó la ofensa de Arntson como “muy peligrosa” y le ordenó pagar una multa de 10 mil dólares.

Según documentos judiciales, Arntson estuvo al frente de dos vuelos de Alaska Airlines el 20 de junio de 2014.

El primero fue de San Diego a Portland, Oregón. Después de una breve escala, piloteó un vuelo de Portland al condado de Orange, en el sur de California.

Después de aterrizar en el aeropuerto John Wayne, Arnson fue seleccionado para realizar pruebas aleatorias de drogas y alcohol por parte de Alaska Airlines.

Las pruebas de aliento realizadas con 15 minutos de diferencia en un baño del aeropuerto indicaron que Arntson tenía concentraciones de alcohol en la sangre de 0.134 por ciento y 0.142 por ciento. El límite federal para los pilotos es 0.04 por ciento.

Arntson dijo a los investigadores que no entendía los resultados de la prueba, ya que no había consumido alcohol ese día. Arntson relató que pidió una cerveza con la cena la noche antes del vuelo de San Diego, pero tomó sólo unos sorbos.

Arntson, quien había trabajado para Alaska Airlines desde 1982, fue retirado de “tareas sensibles a la seguridad” el día de las pruebas, según la aerolínea. Luego se retiró debido a problemas médicos.

El acusado estuvo bajo los controles durante cientos de vuelos que transportaban a innumerables pasajeros, sin duda bajo la influencia del alcohol durante muchos de esos viajes”, explicó la abogada estadunidense Nicola Hanna en un comunicado.

Afortunadamente fue atrapado y el riesgo para los pasajeros fue eliminado”, declaró.

El vocero de Alaska Airlines, Ray Lane, expresó que “la seguridad es la principal prioridad en Alaska Airlines. Si bien no comentamos los detalles de la mala conducta de exempleados, nos complace que este individuo sea responsable de sus acciones”.

Comentarios

menu
menu